Manejando a la defensiva

Hoy me peleé con un pseudotaxista.

Me peleé por esa manía tan bárbara de querer rebasar en una trabazón, como si uno no supiera lo que tiene que hacer. A mí no me gusta pegármele al carro de adelante, porque por avanzar unos centímetros no voy a llegar más rápido. Pero ellos no lo entienden y creen que uno por lento no lo hace.

Me peleé con él enfrente de mis papás y de mi hermana menor. Sentí que le di mal ejemplo porque hace poco sacó la licencia. Sin embargo, todos me apoyaron en cuanto a que tenía razón para enojarme y también en gritarle por abusivo. Todos, menos mi papá, que es un don pacífico al extremo, le dijimos cosas como “señor, que no puede respetar el orden, no ve cómo va la fila” o “qué bárbaro, por eso causan accidentes”. Frases que ahorita me parece un total desperdicio, pero que divirtieron a transeúntes y demás automovilistas.

Me peleé con ese señor que antes le hacía carreras a mi familia porque es un irresponsable, porque ya que se dedica a andar llevando gente debería de ser más precavido y porque me recordó a los del transporte escolar -que actúan igual de bélicos olvidándose de los niños- y a los del transporte público.

Y me volvería a pelear, cosa que no acostumbro y que he hecho contadas ocasiones, porque soy una buena conductora que maneja a la defensiva, que presta atención y trata siempre de ser responsable por la vida propia y las de los demás.

A mucha honra me considero una excepción a ese dicho de “las mujeres manejan mal” y lo puedo comprobar.

P. D. Hoy me peleé con un pseudotaxista y al final le pité la-vie-ja.

Anuncios

2 pensamientos en “Manejando a la defensiva

  1. Es que manejar en este país quiere ganas. Y uno se encuentra con cada cosa en la calle. Yo antes me dejaba llevar por las presiones de los apurados, pero después de un pequeño accidente cambié. Ahora, como dicen los cobradores, si quieren llegar rápido que se levanten más temprano . Al final, cuando uno maneja, valora el bienestar de los suyos y por eso busca protegerlos.
    Saludos.

  2. Dejé de manejar hace un par de años porque me daba cólera todos los días, varias veces los choqué intencionalmente cuando cometen esas faltas, mi chasis lo andaba todo remendado pero lo disfrutaba.

    Mi sueño es tener un cabezal y pasarme llevando a los transgresores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s