Chamuscada

No he pensado mucho en cómo me gustaría morir. Creo que siempre me concentré más en identificar lo que no quisiera que me causara la muerte.

Pero de todas las cosas que se me han ocurrido, sin duda alguna no hay pensamiento que me provoque más escalofríos que imaginarme chamuscada porque me topé a un cable de alta tensión o algo por el estilo.

No hay cosa que me provoque más escalofríos que un toque eléctrico. Un simple chispazo me pone los pelos de punta.

¿Habrá una cura para mi miedo a la corriente eléctrica?

De hecho, me causa tanto temor la corriente eléctrica que detesto tener que cambiar un foco, no me gustan los tomacorrientes que están flojos o son tan zocados que cuesta conectar las cosas y tampoco soy usuaria de la licuadora porque esa sensación de movimiento me hace pensar que me estoy electrocutando.

Honestamente, no me gustaría morir así.

Quizá soy demasiado fatalista. Y aclaro que no es que le tenga miedo a morirme. Simplemente me gustaría poder decir cómo no me quiero morir. Cosita sencilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s