Insomnio

Me frustra no poder dormir. Me siento cansada, no quiero moverme. Creo que me he dormido, pero no, el sonido incansable de los segundos avanzando en el reloj no me deja. Lo hago morir quitándole la batería. Veo infinitamente la misma porción del techo y comienzan a bailar figuras delante de mis ojos. “Estoy soñando”, pienso. Y luego escucho a Dora, la gata, acomodándose en su cama y revolviendo sus juguetes. “Estoy despierta”, pienso. Y me doy vuelta para un lado y luego para otro y me siento y me acuesto de nuevo. Trato de no moverme y pensar en cosas bonitas. Y luego “¿qué son cosas bonitas?”. Porque nada bonito pasó en El Salvador hoy. Huelgas, marchas, protestas, enfrentamientos, la misma pobreza, miseria y tal. “Pero sí hay cosas bonitas”, pienso. Y recuerdo la sonrisa de mis sobrinos, Rubén y Lucas, “los amo tanto”. Y pienso en vos y sonrío. Y me doy otra vuelta y creo que estoy dormida, pero no, solo estoy desesperada. Me pone de malas dormir mal. “No debí tomar café hoy”. Me levanto, doy una vuelta y vuelvo a la cama. Me cambio de lado y siento que así, al fin, podría dormirme. Y me duermo, pero solo un rato. ¿Cuántas cosas puede pensar uno en la madrugada? Un sinfín. Entre ellas pienso en mis hermanas, el tiempo que ya no pasamos juntas, lo tanto que disfrutamos estar reunidas las cinco, las historias vergonzosas de la infancia. Y mi mamá regañando, “eso siempre”. Y mi papá abstraído, “también como siempre”. Y pienso: “Soy como él”. Y entre los laberintos de mi cerebro activo me voy entregando al sueño. Sin darme cuenta, la famosa “patada” me despierta de nuevo y hay que comenzar el día.

Espero poder dormir esta noche.

Anuncios

3 pensamientos en “Insomnio

  1. Ush! Cómo te entiendo. Me pasa lo mismo. Paso horas enteras sin dormirme, mientras el que duerme a la par mía ronca a todo pulmón. La última modalidadde mi sueño: me logro dormir relativamente rápido, pero tengo pesadillas horribles. Té de Tilo o St. John’s Wort pueden ser buenas alternativas naturales.

  2. Sí, no sé cómo se me pasó por alto el té. Creo que estaba tan enojada y enfocada en dormirme que lo olvidé por completo. Y lo de las pesadillas ya me ha pasado, es horrible.
    Gracias por compartir mi sufrimiento.

  3. Pucha…yo me fondié rápido, me ayudaron unas birrias, pero cuando mi esposa sacó al perrito que se nos había quedado en el cuarto, me desperté. ¡Apenas eran las 12! Pasé “leleando” hasta como las 2 creo…y ahora a las 5 ya me había despertado mi perro…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s