Ironía popular

¿Quién no ha escuchado un refrán en su vida? Creo que todos, más de alguna vez, oímos uno, ya sea porque nuestra madre lo usó para reprendernos o porque simplemente lo advertimos mientras circulábamos por la calle.

Y para el que no sabe qué son los refranes, son observaciones formadas por la experiencia colectiva a través de los tiempos; en otras palabras, son dichos agudos y sentenciosos de uso común.

Un día de estos, mientras navegaba por la web, me encontré con algunas “nuevas versiones” de refranes conocidos. Acá se los comparto:

De tal palo, tal astilla. El carácter de una persona viene determinado por su linaje.

De tal palo, tal garrotazo. Entre más grande sea el palo, más fuerte será el talegazo.

Dime con quién andas y te diré quién eres. Las compañías determinan el carácter.

Dime con quién andas y te diré quién es el otro. Advierte sobre la infidelidad de la que todos somos sujetos.

Al mal tiempo, buena cara. Hay que afrontar las adversidades con optimismo.

Al mal tiempo, usa un paraguas. Si está lloviendo, no te mojes, no seás…

El que ríe al último, ríe mejor. No es otra cosa que advertir a todo aquel que crea que ha llegado a la meta antes de cruzarla.

El que ríe al último, no entendió el chiste. Siempre hay alguien en el grupo a quien se le tiene que explicar el chiste con palitos.

Cuando el río suena, agua lleva. Los comentarios y rumores suelen llevar una parte de verdad.

Cuando el río suena, alguien se cayó. Es decir, si escuchas algo en el río, no es que este hable, es que seguramente alguien está pidiendo ayuda.

Barriga llena, corazón contento. Si estás bien comido, lo que pasa no importa, pero si tienes hambre, todo te parece mal.

Barriga llena, segurito al baño. Si comes de más, tu estómago lo resentirá.

El valiente vive hasta que el cobarde quiere. Esto quiere decir que en tanto que uno se deje pisotear por otro, ese seguirá siendo prepotente.

El valiente vive hasta que lo cacha su compadre. Esto quiere decir que el amante es el amante hasta que va con el chisme un vecino.

Más vale pájaro en mano que cien volando. Hay que conservar lo logrado y no arriesgarlo.

Más vale pájaro en mano que a los nueve meses un enano. Si tienes una noche de copas, protégete o serás papá. 

Agua que no has de beber, déjala correr. Ignora aquello que no te afecta directamente.

Agua que no has de beber, embotéllala, no seas… Esto quiere decir que hagas negocio con quien se deje.

Árbol que nace torcido, jamás su tronco endereza. Quiere decir que lo que empieza mal, termina mal.

Árbol que nace torcido, sirve para columpio. Para toda imperfección siempre hay una utilidad.

Anexo:

El que madruga, encuentra todo cerrado.

Dime con quién andas y si está buena me la mandas.

Caballo regalado, tiene que ser robado.

Hazlo bien sin mirar con quién.

Más vale prevenir que amamantar.

Anuncios

Un pensamiento en “Ironía popular

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s