Subió el gas, también la tortilla

He escuchado la frase “el poder está en la nube”, metáfora aplicada para referirse a internet. Pero creo que esa oración se puede transformar y acoplarse a la realidad de muchas economías, como la nuestra, lo que nos permitiría decir: “la canasta básica, el gas propano, los combustibles, y muchas cosas más, están en la nube”.

El pasado miércoles 6 de abril, una nota publicada por La Prensa Gráfica (LPG) llamó mi atención, su titular decía así: “MINEC: alza de precios no se debe al gas propano”. Al continuar mi lectura, me encuentro con que el ministro de Economía de El Salvador, Dada Hirezi, dice que las tortillas, por ejemplo, han encarecido no por el cambio en la forma de brindar el subsidio a la población, sino porque el quintal de maíz está más caro.

Desde que tengo uso de razón, recuerdo que mi madre ha vendido tortillas. Y por lo mismo, sé que no es la primera vez que el quintal de maíz sube de precio. Todos los años hay una etapa en la cual el valor del quintal se eleva. De oscilar entre los $11 y $14, ahora, abril de 2011, se encuentra a $25, y en algunos lugares a $30, eso ya merma el bolsillo del productor.

Empero, eso no la había obligado a aumentar el valor de las tortillas. Citando la nota de LPG, el ministro considera que la coincidencia de las alzas en el precio de los alimentos con el cambio en el mecanismo del subsidio del gas es solo “una excusa” que están utilizando los comercios.

¿Qué significa eso, señor Dada Hirezi, que mi madre se está aprovechando de sus clientes? ¡Cómo no va a afectar pasar de pagar $4.50 a $14.68 por un cilindro de 25 libras!

Según los técnicos de Hirezi, un tambo permite producir 1,200 tortillas, lo que, argumenta, “equivale a una fracción de centavo en el efecto del precio del gas”. En otras palabras, según su hipótesis, el costo del maíz pesa más que el del gas propano.

Con escepticismo, mi madre y yo nos dimos a la tarea de ver si esta cifra de producción de tortillas era cierta. Y vaya sorpresa. En un día produjo 400 tortillas, y si un tambo le dura aproximadamente tres días: 400 por tres es igual a… (pom, pom, pom, redoble de tambor) 1,200.

Sin embargo, señor Hirezi, el hacer este alimento esencial para la mesa salvadoreña conlleva un proceso. Las tortillas vienen del maíz, pero este, antes de ser molido, necesita ser cocido. En otras palabras, se usa más gas propano.

Si un cilindro de gas alcanza para tres días de producción, en un mes se requieren alrededor de 10 tambos; sin contar los que se usan para cocer el grano.

Así que, Hirezi, el aumento del precio del gas tiene mucho –realmente todo– que ver con que ahora mi madre dé cuatro tortillas por $0.25, y en algunos lugares solo dan tres.

Mi equipo técnico (mi madre y yo) hemos empleado una fórmula, como la de la gasolina, para ver el alcance de esta medida. Si antes el tambo de 25 libras valía $4.50, y usaba 10 cilindros, estamos hablando de $45 mensuales. Ahora, $14.68 por 10… Saque usted la cuenta. Y no, don Hirezi, tres tambitos subsidiados no cambian el panorama. Es como cuando la gasolina baja $0.01 luego de semanas subiendo $0.10.

Este mes cuesta $14.68, y ya todos sabemos que mensualmente darán la actualización de los precios. No me extrañaría que, al igual que los hidrocarburos, el gas propano vaya subiendo y subiendo.

Quizá, y espero que no, se llegará el día en que mi madre deba dar solo dos tortillas por una cora, o simplemente dejar de vender… Y así como ella, muchas personas más.

Anuncios

Un pensamiento en “Subió el gas, también la tortilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s