A mi padre

A mi padre…

Gracias por su presencia en mi vida por 27 años; por el lunar que compartimos con mis hermanas; por el olor a madera que todos los días invadía la casa cuando usted trabajaba; por el arroz con coco tan rico que cocinó ese día que mi mami se enfermó bien grave; por regañarme esa única vez que me fue a recoger al colegio y me halló en la tienda donde vendían charamuscas; por los paseos en el tren del parque Infantil, ¡cómo nos divertíamos!; por entregarnos cada domingo ese mensaje de conciencia que nos ha hecho mejores personas; por enseñarnos a confiar en Dios, a creer en la familia y a ser generosos por sobre todas las cosas; por su ejemplo de valor; por su sabiduría y sus consejos tan básicos; gracias por no rendirse cuando todo en la vida le salía mal y estuvo a punto de morir, porque luego de esa crisis empezó la historia de la increíble familia que tenemos ahora; gracias por el amor que le da a sus yernos y a sus nietos, porque es genuino y siempre oportuno; gracias por conocernos tan bien que sabe cuando necesitamos un consejo o un abrazo, y nos lo da sin preguntar y sin esperar nada a cambio; por levantarse todos los días de madrugada a dar gracias por todos nosotros; por todos esos años de trabajo duro, ¡ya ve la recompensa! Mil gracias, papi, por su presencia en mi vida durante 27 años.

Y gracias a ese ángel que Dios mandó a rescatarlo el día en su vida pendió de un hilo…

** A mi padre… la única persona que no le importará que dedicarle unas palabras este día sea un cliché. 

Anuncios

Un pensamiento en “A mi padre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s