¿Somos libres?

Este año me he propuesto retomar el hábito de la lectura, el cual he descuidado por múltiples motivos. Y para iniciar en este trabajo, he conseguido Rebelión en la granja, de George Orwell.

Por el momento solo he leído la explicación de cómo se redactó el prólogo del libro y el prólogo mismo; pero con eso bastó para encontrar una idea que, siendo tan vieja, es tan actual.

Orwell decía que “la libertad significa el derecho a decirle a la gente lo que no quiere oír”. Leído eso, pensé en cuántas veces lo he hecho. Pocas realmente. Y claro, cuando sí lo hice, las reacciones de los demás fueron variopintas.

Supongo que esa gama de respuestas que se obtiene al ser “libre” es lo que nos lleva a la autocensura, a maquillar las palabras, a juzgar qué se puede decir y qué no, a siempre buscar el momento oportuno para hablar, el cual, si no se da, nos lleva a simplemente callar.

Es fácil creer que se puede ser libre y decir lo que se piensa aunque a los demás les sangren los oídos, sobre todo cuando sabemos que tenemos la razón. Lo malo es que, en algunos casos, hay otros factores en juego que nos detienen.

Pienso en lo que alguna vez quise decir -y, claro, no dije- y en tantas cosas que tengo para decir, y que sé que no saldrán de mi boca por temor al desenlace.  Supongo que no soy el único que ha pasado por circunstancias similares.

Orwell sostenía que la cobardía es una amenaza tan grande para la libertad como la autocensura. Le doy la razón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s