Cuando era pequeño me enseñaron…

De pequeño me enseñaron a querer ser mayor… Mentira (jaja), solo quería poner el fragmento de la canción de Bunbury. La verdad es que una de las muchas cosas que mis padres me enseñaron es saber aceptar mis errores, pedir perdón al cometerlos, dar siempre la cara.

Cuesta, sí. Nadie dijo que es fácil aceptar que la regaste. Y cuando más cuesta es cuando arruinás algo con tus amigos. Un momento de enojo, una ira mal canalizada, tomar palabras fuera de contexto, eso puede hacer que digás cosas que realmente no sentís. La sensación que queda después no es buena, y si dejás que pase cuatro años acompañándote… eso es peor.

Justo antes de salir de la universidad cometí un gran error: arruiné la relación que tenía con los únicos dos amigos que la carrera me dejó. Un momento de poca claridad mental me hizo distanciarme de las personas con quienes compartí más de cinco años, incontables horas de trabajo, desvelo, risas, juegos y un extenso etcétera.

Por más de cuatro años pase pensando en el momento de verlos y decirles que la regué, y cuando al fin llegó, fue lo mejor. Ahora me he quitado un gran peso de encima, y lo mejor es sentir que puedo volver a contar con ellos como lo hice por mucho tiempo.

Me alegra, además, saber que con su amistad he ganado una más: la de Daniella, su hija.

Anuncios

2 pensamientos en “Cuando era pequeño me enseñaron…

  1. Nunca está demás pedir perdón, más si uno se libera de un gran peso. Dar ese paso es difícil, pero vale la pena. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s