Estar por estar

La semana pasada fui al Teatro Luis Poma a ver la obra “El Cavernícola”. Entre los muchos temas tratados dentro de ese monólogo hubo uno en particular que me llamó la atención sobremanera.

Más allá de escuchar que las mujeres son “recolectoras” y los hombres “cazadores”, me quedé con  la explicación de cómo ambos géneros interactúan entre ellos.

Una de las ideas iba algo así: “Las hombres disfrutamos del silencio. Damos gran valor al hecho de compartir tiempo con los cheros, incluso sin hablar. Solo estar por estar”.

Estar por estar…

En ese momento recordé a mis amigos. Aquellos con los que podía estar en “la Esquina” o en “el Mango” y hablar, bromear, joder, y después estar (solo estar) minutos u horas sin decir nada.

De vez en cuando me entra la nostalgia porque ese tiempo ya pasó, porque no los veo tanto (realmente casi nada) como quisiera y porque algunos de ellos ya no forman parte de este mundo.

Sin duda podíamos estar solo por estar, y era el mejor tiempo que podíamos compartir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s