Good year

El 2014, como todos los años, ha sido un ir y venir de éxitos, fracasos, pruebas y errores. ¿Pero qué chiste tendría que la vida fuera plana?

En 2013 me sentí perdido, desorientado, y tuve que despedirme de seres muy importantes para mí. Pero 2014 fue de sanación.

En este año he recuperado tiempo con mi familia, en especial con Loyda. Ahora puedo hablar y compartir con ella más que antes.

Además he sumado más kilómetros. Volví a ser parte de los corredores de Antiguo, corrí en el extranjero y lo más importante: hicimos un medio maratón con la morena antes mencionada.

No puedo quejarme. Cambié de trabajo, conocí otros países (escribo estas línea desde la casa de mi cuñada en NJ, EEUU) y he restablecido contacto con grandes amigos.

No quiero aburrirlos diciendo que mi año fue perfecto, pues no lo fue. Y eso es lo que lo hace real. Suficiente con los resúmenes que vemos en Facebook desde hace días.

De 2015 solo espero salud, tener tiempo con mis seres queridos, seguir construyendo nuestro mundo con Loyda y poder trabajar.

Agradezco a los que formaron, forman y formarán parte de mi vida. Dios los bendiga.

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/d8b/12871975/files/2014/12/img_0511.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s