Sigue la anarquía

Sí, soy salvadoreño, quiero a mi país. Pero no soy ciego.

He perdido amigos por la violencia, ando en constante estado de paranoia como muchos salvadoreños. Y hay días en los que simplemente quisiera tener esa paz mental que tanta falta nos hace.

Y aunque quiero que este país cambie, por como se ve el escenario actual, a veces solo pienso que “aquí no es dónde” vivir o ver crecer a un hijo (que ni tengo).

Otras veces creo que “estamos condenados a siempre existir bajo un techo ensangrentado”…

Pareciera que desde pequeños “encadenan nuestra mente y nuestro cuerpo a este gris sufrimiento”…

Uno se cansa de oír “el lamento de las madres, llorando a sus seres queridos. Vivo en un país paranoico ante la muerte que nos ha invadido”…

Y cosas como la tregua confirman que los “gobiernos corruptos” son, la  “justicia ciega” es y que “seguir robando es su ambición, hacer justicia nunca le importó”…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s