De madres y suegras

Madre solo hay una… Así dice el dicho y es cierto, en el sentido literal. Sin embargo, algunos tenemos la bendición de además tener una gran suegra.

Puedo decir que tanto para Gabo como para mí, la respectiva suegra es como una segunda mamá. Y eso no es muy común en estos tiempos.

Cada día agradezco a Dios por la vida de mi madre, Mary. Ella es un pilar fuerte de mi familia. Sus oraciones y consejos siempre llegan a tiempo. Es una mujer de fe, honesta, muy sabia y amorosa. Abrió la puerta de su casa y de su corazón a Gabo y desde entonces lo quiere y respeta como a un hijo.

Y también le doy gracias por mi suegra, Ester, una mujer fuerte, inteligente, compasiva y con mucho amor para su familia. Me acogió en su corazón desde el primer día y de su boca solo han salido palabras buenas y de bendición para mi vida.

Sin duda son dos mujeres que admiro mucho. Si algún día me toca a mí ser madre, son los mejores ejemplos que podría seguir.

Y ahora viajemos en el tiempo.

Proverbios 31:10 "Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas."

Proverbios 31:10
“Mujer virtuosa, ¿quién la hallará?
Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.”

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s