¡Ah, pero anoche!

El pasado sábado acumulé una lesión ósea más a la cuenta. Lo que era un fin de semana de diversión, en el que asistiría a dos toques con bandas nacionales, guatemaltecas y mexicanas, se convirtió en una espiral de dolor, hospitales, hielo, lienzos con orégano, pastillas… Nah. La verdad no fue así de dramático.

Al ir a los conciertos me gusta meterme a hacer mosh. El ritual de saltar, empujar, golpear y recibir uno que otro pencazo tiene cierto poder curativo, liberador de tensión. Y eso es lo que busco. Sacar todo en esa danza donde un descuido y ¡pum!

Y justo eso me pasó. Después de tantas veces en las que esquivé algún codazo en el último momento, esta vez no lo vi venir. Es más, no sé si fue codazo, trompón o golpe con el antebrazo. Solo sé que me hicieron retroceder, me sudaron los ojos y hubo saaaaaaaaannnngreeeeee.

narizquebradaTras parar la hemorragia y conseguir un hielito, seguí viendo la presentación de las bandas restantes en el evento. Luego me fui a casa y me dormí. Al día siguiente no quería aceptar la realidad, pero tras visitar el ISSS se confirmó lo esperado: fractura de nariz.

Los médicos dijeron que la nariz se acomodará sola. Ni modo. A esperar. No duele mucho y respiro normal (al menos hasta el momento en que escribo estas líneas).

Después de esto solo puedo decir: ¡Ah, pero anoche!

 

 

Y como no todo fue sangrerío, les dejo un video que resume las presentaciones en MTZ Records.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s